BERLIN - CAPITULO 7 - HOY ME DESVIO YO

DIA 6 - VIERNES

Hoy parte de la troupe se ha ido a Postdam. La otra parte elegimos seguir hurgando rincones de Berlin.

Una visita que no me quería perder es el museo de los Kennedy.
Es un museo chiquitín, pero muy bien estructurado. Se inauguró en 2003, así que el interiorismo del lugar es precioso (o por lo menos a mí me encantó).
La vida de los Kennedy siempre me ha interesado mucho, por lo que después de haber leído tanto sobre esta familia, ver fotos y enseres personales, me provocó una especie de emoción de fetichista. Está el maletín de Hermés que llevaba JFK el día de Dallas, hay camisas, gemelos, peines ...

Pero lo que más hay, son fotografías de familia y de su paso por Berlín.
Hay una proyección sobre su estancia en Berlín y el furor que causó su visita. Debió ser un fenómeno para los berlineses, vaya poder de convocatoria tenía el hombre ....


De ahí y en metro llegamos Hackecher hoffe. De allí, visita obligada a la tienda de cómic Grober Unfug en la Weinmeisterstr. 9

Muy cerca está la calle Gipsstr. con un ritmo de vida muy joven, estudiantil, tiendas deliciosas ... interesante...

Desde allí y en tranvía, fuimos hasta la estación de metro Eberswalder, para bajar paseando por la calle Kastanienalle.
Copio literalmente de www.alemaniaparati.diplo.de:

Dicen que en Kastanienallee lo importante es ver y ser visto. Por esa razón, está considerada la avenida cool por excelencia de la ciudad. Si bien es cierto que en Berlín la gente se mezcla sin complejos y que la ciudad no entiende de etiquetas ni distinciones, al pasear por esta calle cosmopolita se advierten parecidos razonables con Londres o París.

En Kastanienallee, ni la vestimenta ni la actitud están dejadas al azar, en una travesía donde la decadencia y la vanguardia podrían pasar por hermanos siameses. Un rincón imprescindible entre Mitte y Prenzlauer Berg. No te lo puedes perder.


Una de las cosas a no perderse es Tunten Haus


Es un sitio como bastante "pintoresco" lleno de graffitis y con cierta historia de anticapitalismo y contracultura.

Esta calle tiene una particularidad que no viene en ninguna guía, y que yo voy a desvelar: esta calle esta tomada por las avispas. Si, es terrible. La calle está llena de terrazas con gente que mientras lee un libro tapan sus bebidas con la otra mano, en un gesto natural y asumido.

Nosotros estábamos horrorizados, y aunque el día hubiera merecido una terracita, nos metimos dentro del italiano "la Famiglia" (italianos de verdad).

Después de comer, nos fuimos a otro museo: el Mythos Germania

Está justo enfrente del monumento al holocausto y es una sociedad que organiza visitas (las hay en español) a los bunkers y al subsuelo de Berlín.

En este caso vimos una exposición fotográfica (con paneles y una proyección en alemán, en la que casi me duermo) y tiene la maqueta del proyecto de Hitler: GERMANIA

La maqueta es impresionante, ocupa toda la planta de arriba de la exposición. Tendrá 10 metros de largo y no sabría decir el ancho (más o menos 2 metros). La diseñó Hitler con su arquitecto Albert Speer


Este blog explica perfectamente esta exposición: elsecretodezara

Bueno, y antes de terminar día, paseíto nocturno por Oranienburger Strase, y alrededores.
Este día elegimos el Café Orange en el nº 32 de la misma calle.



La zona es muy especial, está llena de galerías de arte, lofts increíbles, y da gusto darse una paseo por aquí.
Después de cenar nos tomamos una "grosse bier" en el aufsturz, donde ya habíamos estado, pero nos trataron muy bien, y había ambientazo de copichuela.
Fin de este día.

2 comentarios:

hotel berlin dijo...

¿Como han ido las vacaciones? Yo también visité Berlín y me gusto mucho. Me hospede en un precioso hotel del centro de la ciudad con buena frecuencia de transporte público. Era precioso el hotel porque era una mansión y habían conservado todo detalle del lujo de la época. Pude visitar casi toda la ciudad.

PAT dijo...

No dudo que este hotel sea maravilloso, pero el precio es más del doble de lo que hemos pagado nosotros, así que es justo que sea el doble de bueno.
De todas formas gracias por el comentario.

Alma Berlin - Schlosshotel Im Grunewald