PASÉ EL DÍA EN ORIO - BISIGUAREN FESTA II

Y he aquí lo que pasó de verdad ....





PASÉ EL DÍA EN ORIO - BISIGUAREN FESTA


Hay que aprovechar las oportunidades ... y así llegué ayer a Orio a pasar el día.

El ayuntamiento organiza cada año la fiesta del besugo, y por unos precios de risa comes que alucinas.

En la plaza del pueblo se ponen puestecillos con unos perolos enormes en el que hacen platos típicos (ayer marmitako, hoy atún) que luego venden a 1€. Al lado de estos puestos, también en la misma plaza ubican unas cuantas mesas (cabrán unas 200 personas) donde el festín es importante.

Por 45€, hubo: ensalada de tomate, anchoas, pastel de pescado, besugo y de postre unos pececillos de hojaldre rellenos de algo que nadie supo definir (nata, moka, no sé, pero estaba rico)

Pero vayamos por partes: Orio, para que el no lo conozca, le pongo aquí como lo describe su propio ayuntamiento:

Situado en la Costa Vasca, lindando con San Sebastián, Orio es un pequeño pueblo pesquero que no llega a cinco mil habitantes y cuenta con un entorno natural privilegiado. A un lado, la ría Oria se funde con el mar junto a la playa, y, a su espalda, destacan las verdes montañas costeras; es por ello, que se dice de Orio que es azul y verde.

La ría, el mar y las montañas ofrecen un rico paisaje que permite largos y bellos paseos y la práctica de todo tipo de actividades: senderismo, bicicleta, la pesca en todas sus modalidades, el remo, el piragüismo, el surf, el windsurf, la natación, el parapente...

Pero además de azul y verde, Orio es también amarillo. Las placas en las que se nombran sus calles son amarillas, los rótulos de muchos restaurantes y tiendas del pueblo son amarillos, hay también muchos toldos amarillos a lo largo del pueblo... Y es que el amarillo es el color de la trainera y los remeros oriotarras. El remo goza en Orio de una gran afición y de una muy larga tradición, llegando a convertir el pueblo en amarrillo.


Aquí dejo unas muestras de que lo que dice el ayuntamiento es verdad.


CITY DAILY PHOTO - PORTAL BLOGGERO



Dejo este enlace, porque me parece increíble.

Es un portal con mogollones de blogs en los que se hace una foto al día de la ciudad del bloggero. Una forma como otra cualquiera de ver ciudades !

Para pasar ratos y ratos .....


A PAMPLONA HEMOS DE IR ....

MUSEOS INSÓLITOS

de hoyesarte.com

"...Colección Nacional de Garrapatas, situada en la ciudad estadounidense de Statesboro (Georgia). Aunque cueste creerlo, esta “institución” recibe todos los años a miles de curiosos que llegan para ver de cerca una colección compuesta por más de un millón de especímenes de garrapatas.

Otro de estos museos alternativos es el Theather Figuren Museum, situado en la ciudad alemana de Lübeck, muy cerca de Hamburgo, que alberga una maravillosa colección de títeres y marionetas de distintas épocas y continentes.

Algo más extravagante resulta el Museo de Microminiaturas de Ordino, una pequeña aldea de Andorra, en los Pirineos. En él, el artista Nikolai Siadristy ha reunido su curiosa colección personal consistente en figuras que sólo pueden ser contempladas con un microscopio, creadas por el mismo a base de hilos de oro hasta 300 veces más delgados que un cabello humano.

Hablando de extravagancias, por ahí se le anda el Museo Niagai, situado en Tokio, que exhibe nada menos que 20.000 clases de calcetines diferentes, incluidos el más grande del mundo y varios que pertenecieron a presidentes y figuras populares de Japón.

Volviendo a Estados Unidos, imposible no citar, aunque sea de pasada, organismos tan peculiares como el Museo Americano de Inodoros, que tiene su sede en Boston, el dedicado al Mayor Ovillo de hilo sisal en Kansas, el que la ciudad de Houston ha dedicado a la Historia de los funerales o el Museo Internacional del Espionaje en Washington. De hecho, hasta los actores disponen de sus propios museos, como el de Florida dedicado al actor Burt Reynolds, o el Museo James Stewart en Indiana, Pensilvania.

Muy apetitoso resulta el Museo Nacional de la Pasta, en pleno centro de Roma, que como su nombre indica, está consagrado a la historia de la pasta italiana.

Pero si lo que te gusta son las emociones fuertes, nada como el Museum of Fire, en Penrith (Australia), que además de contar con todo lo relativo a incendios, uniformes o vehículos de bomberos, dispone de un recinto en el que los visitantes pueden experimentar en carne propia una simulación bastante cercana a lo que significa quedar atrapado en medio de un incendio real.

Y para terminar, otras cuantas lindezas como el Museo del Diablo en la ciudad de Kaunas, Lituania, el Museo de las Medias en Japón, el de Fósforos en Suecia y el Museo Polifacético Rocsen, en Córdoba, Argentina, que para no aburrir a los visitantes, colecciona todo tipo de objetos, aunque entre ellos no exista la más mínima relación..."