CONSEJOS PARA VOLAR SIN MIEDO (en mi caso pánico)

Razones para volar sin miedo:

  • Confíe en la tripulación. Los pilotos son profesionales extraordinariamente bien preparados, con una forma física y psíquica excelente.
  • Recuerde lo que confirman los datos objetivos: el avión es el medio de transporte más seguro. En 2003 se produjeron en el mundo 162 accidentes aéreos de vuelos civiles. En ellos fallecieron 1.204 personas. Ese mismo año se produjeron 4.084 muertes sólo en las carreteras españolas.
  • Este medio de transporte se vale de la tecnología, los procedimientos y los materiales más sofisticados, por lo que resulta difícil cometer errores en el espacio aéreo.
  • Tenga en cuenta que los recursos de seguridad y salvamento en el avión son numerosos. Los accidentes aéreos no son siempre catastróficos, pueden provocar un aterrizaje forzoso sin mayores consecuencias para el pasaje.
  • Si siente miedo en algún momento del viaje, reclame ayuda al personal de vuelo. Es una de sus funciones.

VIAJAR CÓMODO TAMBIÉN AYUDA

  • Prepare el equipaje con tiempo, para evitar una espiral de estrés y el desánimo.
  • Llegue descansado al avión.
  • Coma hidratos de carbono: pastas, pizza, arroz y dulces tres horas antes de volar, y caramelos durante el vuelo (estimulan el sueño y calman la ansiedad).
  • No mire por la ventanilla del avión. Quizás se sienta peor.
  • Trate de volar acompañado con alguien en quien confíe. Los miedos se reducen de forma muy sustancial.
  • Evite el alcohol y las comidas copiosas en el avión.
  • Beba un vaso de agua por cada hora de vuelo. El aire de la cabina es seco y con agua se diluye la adrenalina.
  • Sepa que el famoso Síndrome de la Clase Turista (trombosis en los miembros inferiores) sólo puede aparecer en vuelos de larga duración y que evitarlo es muy sencillo: camine y levántese cada cierto tiempo o tome una aspirina cada 12 horas.
  • Con turbulencias, coloque la almohada, la manta o un abrigo doblado sobre el abdomen y ajuste fuertemente el cinturón de seguridad, a la manera de una faja que sujete las vísceras. Disminuirá la sensación desagradable de los movimientos gravitatorios y antigravitatorios. Recuerde que la turbulencia no reviste ningún peligro.
  • Sepa que la fila de emergencia es la más cómoda. Conviene sentarse del ala hacia delante, zona en la que los movimientos son menos bruscos y el nivel de ruido disminuye.
  • Reduzca las posibilidades de sentirse nervioso o intranquilo. Para ello:
    • Vaya al baño antes de abordar el avión (se puede tardar más de media hora en permitir desabrocharse los cinturones).
    • Quítese las lentes de contacto o utilice lágrimas artificiales. No use maquillaje (las auxiliares se valen de maquillaje para climas desérticos).
    • Escuche música "tranquila" de los canales de audio.
    • Trate de distraerse (libros de chistes, revistas con fotos, palabras cruzadas, manualidades, etc.).
    • Utilice ropa cómoda y de algodón. Zapatos sin tacón, acordonados y con suela de goma, o zapatillas.
    fuente: revista.consumer.es

No hay comentarios: